ENTORNO

VILLAVICIOSA




Villaviciosa de Odón es un plácido y tranquilo pueblo situado al suroeste de Madrid. Ubicado cerca de dos de los grandes gigantes del sur de Madrid, Alcorcón y Móstoles, Villaviciosa se presenta como un remanso de paz junto a estos colosos. Es ésta la virtud que ha hecho que aquellas personas que anhelaban la serenidad de un pueblo optasen por Villaviciosa como lugar de residencia, de ahí el notable aumento de la población que se ha experimentado en los últimos años.


Villaviciosa nace a orillas del río Guadarrama a mediados del siglo X, en torno a una fortaleza musulmana muy importante para la defensa de Toledo: el Castillo de Catalifa. Los avances de Sancho II de Castilla y Alfonso VI culminaron en la conquista de Toledo en 1085. La desaparición del asentamiento islámico en Calatalifa supuso una progresiva desocupación de la zona. En el siglo XIII el área estaba casi totalmente despoblada.

Poco a poco, colonos cristianos se asentaron a orillas del Guadarrama. Años después se levantaría una improvisada iglesia y, ya en el siglo XV, el Castillo de la villa, de estilo gótico civil castellano, edificado en 1496 por los Marqueses de Moya. Muchos expertos coinciden en que la fortaleza puede ser más antigua aprovechando elementos de algún edificio anterior. La falta de una iglesia de entidad en el pueblo obligó a celebrar algunas misas en la capilla de la fortaleza.

A finales del siglo XV, Andrés de Cabrera y su mujer, Beatriz de Bobadilla, dueños del castillo, fundan el Mayorazgo de Chinchón. Los Reyes Católicos les otorgaron para estos dominios un Señorío. Fernando de Cabrera y Bobadilla será el primer Conde de Chichón en 1520. La revuelta de los comuneros provocó el incendio del Castillo, aunque el Conde no fue agredido porque en esos momentos no se encontraba en sus dependencias. Los realistas partidarios de Carlos V - y de sus nobles, entre ellos los Cabrera- acabaron sofocando a los insurrectos.




(C) 2004 - Reservados todos los derechos

Imprimir esta página